Julio 13, 2020

Considere apoyar nuestro esfuerzo para mantener siempre vivo el Bolero, a través de nuestro Portal y la Radio online. Gracias!

Donar

Agrupaciones

Trio Los Románticos

trio los romanticosEl Trío Los Románticos fue creado en el año de 1964 en la ciudad de Ipiales - Colombia por iniciativa del maestro Marino Miranda, teniendo como primera voz al insigne compositor y cantante Jaime Enríquez Miranda y el maravilloso requinto de Raúl García. Su primer álbum musical “Serenata” fue grabado con Discos Fuentes en el año de 1965.

En el año de 1967 Raúl García se radica en la ciudad de Bogotá para conformar el grandioso Trío Gualcala, en su reemplazo se integra al Trío Los Románticos la sencillez encantadora del requinto de Hugo Ortega, con quien graban su segundo larga duración con la disquera Sonolux “Los Románticos Vienen del Sur”

Durante un espacio de cerca de diez años, el Trío permanece en la sombra, incluso Marino Miranda había realizado otros emprendimientos musicales participando en la conformación del trío “Los Tres del Sur”, con el recordado requinto del Trio Martino Sixto Insuasty y el cantante Luis Gavilanes. Sin embargo, para el año de 1979, el maestro Marino retoma nuevamente el impulso del Trío al vincular como primera voz al inigualable Guillermo Cabrera, que junto con el requinto de Huguito Ortega, en 1981 realizan una nueva grabación musical, esta vez con el patrocinio del compositor Miguel Ángel Montenegro, bajo su sello discográfico Alma Musical. El álbum “Allí Estaré Contigo”, junto con la calidad de sus interpretaciones abrieron las puertas para el reconocimiento regional y nacional.

Ante el éxito de este álbum, la disquera Alma Musical decide impulsar una nueva grabación “Otro Mensaje de Amor”, alcanzando también una amplia aceptación por parte de sus seguidores. En este nuevo trabajo musical se incluiría la primera versión del tema, inédito para ese entonces, “Locura Mía”, del cantante, compositor y ex miembro del Trió Jaime Enríquez Miranda.

Ante la acogida musical del Trió, para su reconocimiento y con el fin de promocionar sus productos y premiar la fidelidad de distribuidores, la Lotería de Nariño decide patrocinar la grabación de un nuevo larga duración; en él, también se graba por primera vez un tema inédito, esta vez compuesto por el maestro Marino, “Despierta Pronto”.

El Trío obtuvo cada día un mayor reconocimiento artístico y por primera vez en mucho tiempo, logró que una agrupación musical nariñense despertara el interés por parte de las casas grabadoras nacionales. Así, en el año de 1983 se firmó un contrato de exclusividad artística con la casa disquera Sonolux, con la cual por espacio de ocho años se grabaron seis discos de larga duración: Motivos (1983), Serenata de Amor con los Románticos (1984), Quererte A Ti (1985), Furia de Amor (1986), Amor Robado (1988) y Locura Mía (1990). Con estas grabaciones Sonolux editó además: dos larga duración como mano a mano con los tríos Martino (1990) y Vino Blanco (1995); incluyo dentro del apetecido álbum musical de Good Year que tradicionalmente era obsequiado por esta transnacional en el mes de diciembre, un disco completo con las canciones del Trio; y realizó varias producciones musicales temáticas en las cuales se incluían algunas de sus canciones.

Las tres primeras grabaciones con Sonolux se realizaron teniendo como tercera voz y requinto a Huguito Ortega; no obstante, por diversas circunstancias, llega al Trío en su reemplazo el virtuoso e inigualable Leandro Chávez, quien venia desempeñándose como requinto del Trío Los Embajadores. Leandro realiza un inmenso aporte musical y de inmediato es aceptado y reconocido por los seguidores del Trío.

Para muchos esta fue la mejor época del Trío Los Románticos, cumpliendo presentaciones a nivel nacional y algunas internacionales, específicamente en la vecina república del Ecuador; compartiendo tarima con destacados artistas nacionales e internacionales como Los Visconti y Los Chalchaleros de argentina, Los Tríos Los Embajadores, Los Panchos, Los Tres Reyes, Los Brillantes y Los Tres Diamantes, además de otras Figuras musicales.

En el año de 1992, el Trío enfrenta una nueva crisis, esta vez la salida de su primera voz Guillermo Cabrera, que por su altísima calidad musical era difícilmente reemplazable. No obstante después de iniciar una ardua búsqueda llega al Trío la exquisita voz de Milton Guaranguay, con quien nuevamente se retoma el camino del éxito. Para ese entonces el Trío se mantenía casi de manera permanente realizando giras y cumpliendo contratos en el ámbito nacional.

En octubre de 1995 son contactados por un empresario musical para la realización de una gira en el medio oriente y presentaciones especialmente en la ciudad Beirut (El Líbano), fueron tres meses que llenaron de éxito e historias musicales al Trío.

A su llegada, en el año de 1996, eran esperados por muchos de sus seguidores. Dado el acoplamiento musical alcanzado con Milton Guaranguay y su amplia aceptación, fueron seducidos por el doctor Alberto Garcés, en ese entonces director de la Caja de Compensación COMFANDI, para que el Trío trasladara su residencia a la ciudad de Cali. Así por espacio de tres años, hasta el año de 1998, cumplieron una diversidad de compromisos musicales y la grabación de dos álbumes musicales. El primero de ellos titulado “Los Románticos 25 años cantando a Colombia”, el que sería su último trabajo musical bajo formato de larga duración en acetato; en él se incluyeron dos temas inéditos, uno del compositor nariñense Alvaro Martinez Betancur, y el otro, de la autoría de Marino “Salvemos Nuestro Amor”.

El segundo trabajo musical de esta época se denomino “Álbum de Oro”, en él se incluyeron canciones bajo la voz de Milton Guaranguay, que ya habían sido grabadas por el Trío en otras ocasiones, además de un mosaico de valses del Julio Jaramillo, que tuvo gran acogida en sus seguidores.

A pesar del éxito musical, Marino Miranda decide en el año de 1998 retornar a la ciudad de Pasto en busca de su familia y amigos. Para tristeza de los seguidores, el Trío tiene un muy breve receso musical. No obstante, Leandro y Milton deciden continuar en la ciudad de Cali usando el nombre del Trío, con la segunda voz y guitarra marcante de Julián Arango, a lo cual Marino no se opone dada la alta estimación y sincera amistad existente con sus antiguos compañeros.

En este año por iniciativa de Hugo Ortega Jr., se realiza dos eventos musicales en homenaje a Marino Miranda y al Trío, reuniendo en el teatro las Bethlemitas de Pasto y en el Coliseo Cubierto de la ciudad de Ipiales a cientos de sus seguidores, bajo el evento artístico “Historia Musical del Trió Los Románticos”. El show musical incluía como invitados especiales al mejor Trío del Mundo en ese momento, Los Tres Reyes y como show central las canciones del Trío Los Románticos interpretadas por todos sus integrantes desde su fundación, reuniendo nuevamente y como se sucedieron en el trío, las voces y guitarras de Jaime Enríquez, Raúl García, Hugo Ortega, Guillermo Cabrera, Leandro Chávez y Milton Guaranguay, siendo Marino Miranda como fundador y director de Trío el único que recordaría canción tras canción el recorrido musical de la agrupación.

En el año 1999, su vocación musical y la presión de sus seguidores y amigos, hacen que Marino retome nuevamente el accionar del Trío. En esta ocasión lo conforma con el requinto de Carlos Caicedo y la voz del Richard Velásquez. A pesar de que la intención inicial en esta nueva etapa era la de atender de manera exclusiva algunos seguidores del Trío, el medio musical nuevamente lo envuelve con presentaciones en eventos especiales, clubes, bares y discotecas.

Por motivos laborales, se sucede el temprano retiro Richard, llegando la oportunidad esperada para que se uniera al Trío la melodiosa voz romántica de Jaime Narváez, primera voz del recordado Trío Singular y entrañable amigo de Marino. Bajo un concepto de sencillez musical implementaron un repertorio que nuevamente impactó en el medio regional.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.