Octubre 26, 2020

Considere apoyar nuestro esfuerzo para mantener siempre vivo el Bolero, a través de nuestro Portal y la Radio online. Gracias!

Donar

Intérpretes Masculinos

Alberto Beltrán "El negrito de Batey"

alberto beltranAlberto Amancio Beltrán (Palo Blanco-La Romana-, 5 de mayo de 1923 † Miami, 2 de febrero de 1997-infarto de miocardio) fue un cantante dominicano, mejor conocido en el argot musical como "El Negrito del Batey".
Beltrán nació en la localidad de Palo Blanco, en La Romana, desde pequeño vendía golosinas en las calles y buses para sobrevivir, por lo cual es posible que careciera de estudios de primaria. A los catorce años siente atracción por la música y debuta como cantante aficionado en la radio. Esta primera incursión artística lo llevó a tomar clases de canto, destacándose como alumno.
Desde 1946 hasta 1951 perteneció a varias agrupaciones en su país, por ejemplo Brisas de Oriente. Más tarde formó su propio grupo combo llamado "Dominican Boys".
En 1951 emigra a Puerto Rico, y graba por primera vez "El 19" con "Los Diablos del Caribe", el grupo de Mario Hernández. Después viaja a Cuba y llega a La Habana desde Santiago de Cuba el 15 de julio de 1954, para trabajar con la compositora y cantante borícua Myrta Silva en Radio Mambí.
El 16 de agosto de ése mismo año, lo requiere la orquesta Sonora Matancera y debuta con la composición de Rafael Pablo de la Motta titulada Ignoro tu existencia y con el éxito Aunque me cueste la vida de la inspiración de Luis Kalaf. Ambos temas a ritmo de bolero fueron grabados en un mismo disco de 78 r.p.m.
El 16 de noviembre, graba el merengue El negrito del batey compuesto por Medardo Guzmán, que lo catapulta internacionalmente y lo hace famoso al alcanzar todo un éxito de ventas. De allí provendría el sobrenombre que lo haría popular. Ese mismo día también grabó los boleros Todo me gusta de Ti del autor Cuto Esteves, Enamorado de la inspiración de José Balcácer y, por segunda vez, El 19 de Radhamés Reyes Alfau.
El 18 de enero de 1955, grabó sus últimas piezas con la Orquesta Sonora Matancera. Luego, hizo una estadía en Venezuela donde dejó registros fonográficos con las orquestas "Sonora Caracas", Los Megatones de Lucho y la Orquesta de Jesús "Chucho" Sanoja. Contratado por el músico dominicano asentado en Venezuela, Billo Frómeta, participó en dos álbumes grabados en estudios de Cuba: "Evocación" (1956) en el cual actuó como solista y "La Lisa-Maracaibo", en el cual compartió créditos con el cantante cubano Carlos Díaz. La fama de Alberto Beltrán resultó arrolladora, con temas como El negrito del batey, Vuélveme a querer, el 19, La maneca, Dolorita, y muchos otros que resultaron indiscutibles hits desde su salida a los mercados.
La radio cubana pasaba incesantemente sus temas, alcanzando con esto una popularidad inimaginable.
De Cuba, Beltrán se lanzó a giras importantes por destacados circuitos musicales del Caribe y Estados Unidos, pero siempre al término de sus giras regresaba a Cuba y proseguía acaparando importantes sitiales en cabarets y bailables públicos, que incluían por supuesto, la radio y la naciente televisión cubana.
En 1955 grabó con el Conjunto Casino algunos sencillos con el sello Panart como el bolero “Otra cita de amor” en exclusivo para el sello discográfico Panart # 1752, y en 1956 los Lps Conjunto Casino con Alberto Beltrán, y el Lp 330 Panart Conjunto Casino con Alberto Beltrán, y en 1958 el Lp 2017 Alberto Beltrán con el Conjunto Casino. Independientemente de los éxitos alcanzados junto al Conjunto Casino, en verdad fueron los ocho temas grabados con la Sonora Matancera los que elevaron a Alberto Beltrán a una fama rotunda.
Alberto Beltrán después de 1959, se establecería en Miami, donde además de cantar, montó un negocio de comercialización de discos fonográficos. Ya para entonces su popularidad había disminuido considerablemente.
Alberto Beltrán falleció en Miami el 2 de febrero de 1997 (infarto de miocardio) dejando entre el pueblo cubanos un gran recuerdo.

 

Categoría: Artistas Masculinos

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.